Presentación

Hace unos cinco años atrás, en una reunión de amigos, abrumados con deudas y cansados de nuestros horarios de trabajo, nos empezamos a cuestionar sobre la necesidad de emprender un negocio. Algo que nos permitiese bajar nuestras horas laborales, mejorar nuestro ingreso, y tener efecto en el tiempo que podríamos tener juntos a nuestras familias.

Luego de muchas ideas, alguien en el grupo dijo: “Creo que el mejor emprendimiento que podemos hacer es irnos de Chile”, todos nos reímos.

Leer más

Please follow and like us: